...De la ilusión a la frustración...

- Y?, cómo te fué?
- (Secándome las lágrimas)... entiendo ahora los síntomas... 
- Ya, pero díme... ¿Sí?
- Sí... estoy embarazada.

Hace un año atrás, exactamente... me diagnosticaron un embarazo de 4 semanas. Con mi pololo estábamos con otros planes: La casa propia. Sin embargo, aquel primer día cuando me enteré, fui poseída por un sentimiento egoísta, que no me dejaba pensar en "aquellos planes" y no tenía consuelo. Al día siguiente, se me pasó la pataleta y ya miraba mi panza para ver si se notaba "algo", si mi cuerpo cambiaba. A la semana, seguía con mareos, sueño, un poco de cansancio, dolor de "pechugas" y todos esos sintomas extraños que padecen las mujeres durante ésos "días de gestación". Llegaba la segunda semana y nos entusiasmábamos con posibles nombres, con ahorrar un poquito más, con pensar en cómo lo haríamos, me sentía un poquito más inchada (Es el ansia de seguro, pensar en un pequeño ser... me empezaba a ilusionar).
Así pasaron 3 semanas, los nervios de primerizos y el no saber que hacer, nos llevó a compartir la noticia con nuestros familiares más cercanos. Todos felices!, empezaba a ser el centro de atención jajaja, quien lo diría... lo que hace un puntito en la guata.
Mi Ginecólogo me citó aquella séptima semana, para ver como se iba formando el embrión y ver si existía actividad cardiaca.

- ¿Cómo están?, ¿qué tal te haz sentido?
- Bien Doctor, sólo con los síntomas normales creemos jejeje. Mi mamá me dijo que le consulte sobre algún medicamento para controlar los vómitos sobre todo, por mi trabajo en terreno se me complica un poco la cosa.
- Sí, claro... lo vemos después de hacer la ecografía.
(Pasamos a la sala de las ecografias)
- A ver, a ver... mmm... ehhh... le vamos a tomar las medidas al saco gestacional...
- ¿Todo bien Doctor? (Lo noté un poco incómodo)
- Ehhh... mmmm... mira, voy a ser bien sincero... la idea de ésta ecografía, era ya poder apreciar actividad cardiaca en el saco gestacional, sin embargo, éso no está sucediendo.
- ¿Qué significa éso? (Intervino mi pololo) 
- Significa, que si bien es cierto, hay un saquito formado... no hay embrión. Sara, ésto le sucede a muchas mujeres, a veces la primera vez, otras.. entre hijos, otras... con embarazos avanzados... sólo espero que no lo tomen a mal, son cosas que suceden y sólo Dios sabe porqué pasan. La narutaleza es sabia.
(Silencio..... ya no quería oir al doctor, con mi pololo nos miramos y nuestros ojos se llenaron de lágrimas)

La salida de la consulta médica fue triste, no lo niego. Ya nos habíamos ilusionado, fuimos hacia la costa de Puerto Montt, queria oir el mar y que el viento me golpee la cara, para despertar un poco y ver la realidad. Nos abrazamos mucho con mi compañero de andanzas y lloré como una niña chica. Le tenía que contar a mi mamá, a mis suegros, a mis hermanos, que en mi panza no había nada, que una mala jugada del destino no me premió esta vez. Es sumamente extraño, después de no querer saber nada de bebés, me encontraba casi sin aliento, al saber que tendría un aborto espontáneo y que tenía que esperar a que sucediera en cualquier momento. El Doc, me indicó que podría suceder en 5, 10, 15 o 20 días más.

Sexto sentido le llaman, pedí vacaciones... 5 días para descansar y fue allí cuando sucedió. Sentí un dolor en la espalda horrible, un "tirón" pensé... luego un fuerte dolor abdominal... no sabía qué me pasaba. No podía estar sentada ni de pie. En cuclillas durante una hora tuve contracciones y no tenía idea. Pasado un rato, pasó lo que tenía que pasar. Fui de urgencia a la clínica y para mi suerte, tuve un aborto completo, no tuve que someterme a alguna intervención adicional. Se terminó todo.

Un año ha pasado y  pensé en escribirlo acá, para desahogar la historia, sacar un poco esa pena.
Porque lo que me pasó no es un fracaso, hoy lo asumo y no lo escondo.
Sé que en otro momento, podré intentarlo de nuevo...

...Convivencia y manías: Ser Mañosa...

Hoy vengo a contarles, que tengo un problema. No es nada serio, pero mi compañero de andanzas (del diario vivir), me ha hecho pensar detenidamente en algunos hábitos y maneras que tengo de hacer las cosas, las cuales le han llegado a incomodar y casi lo colocan patas arriba! (Jejejeje).

Pasar tanto tiempo sola, el hecho de vivir, tener tu espacio, hacer las cosas que se te antojen, visitar a quien quieras, viajar, tener tus propios tiempos para ordenar, limpiar, flojear etc… es algo que hoy miro hacia atrás… y no me daba cuenta de lo “MAÑOSA” que soy jajaja.

Todo empezó el otro día (En realidad hace unos meses jajaja), cuando empecé a criticarle a mi amado, que me molestaba que no atinara a ayudarme con las cosas de la casa. De primera, hacía todo yo… pensaba que no tenía que complicarme mayormente y yo podría: Ordenar, lavar loza, limpiar (Baño, dormitorio, cocina), botar la basura, hacer la cama y todas esas cosas que involucran tener un hogar, pero me di cuenta que no.
Tengo manías casi compulsivas con: la escoba, aspiradora, lavado de frutas y verduras, limpiar las superficies de la cocina que utilizo, hacer la cama todos los días, cambiar el cepillo de dientes cada 3 meses, mover las cosas de lugar, reordenar los cachureos, tener un “pañito” para todo: Para secar la loza, para el piso, para matar moscas, para limpiar la mesa, para limpiar el baño, la cocina, para sacar el polvo jajajaja Oh mai gosh!.

Mi carácter empezó a cambiar y ya no soy la dulce Saruki, que se reía con las bromas cochinas de su pololo, me transformé en un “moooosssstroooo” jajaja y hace dos semanas más o menos, que ando irritable, de pésimo humor hasta en el trabajo. Había olvidado mis libros de “Osho”, “Wayne Dyer”,“Carlos Cuauhtémoc”, “Pilar Sordo” entre otros… y no me daba cuenta de qué mal lo estoy haciendo. Se me olvidaron las cátedras que les daba a mis amigas de :” Yo no haría eso, ni esto… sería más “light”, light!!!???... si a veces parezco ésas viejas gruñonas y mañosas, que se quejan porque las cosas no están hechas como ellas quieren jajajaja.


El otro día, mientras almorzábamos, escuché a mi Kunta Kinte, todo lo que tenía para decirme… así que estoy recapacitando, tratando de ver como mejoro algunas manías, como vuelvo a ser la mujer, de la cual se encandiló (Zaaa jejejeje). Es difícil la convivencia cuando no la haces amena, pero él con su sentido del humor y su tremenda... paciencia, hizo un gran click en mi cabezota, la cual debe des complicarse en varios sentidos, ceder en algunas cosas y transar otras.


¿Será que a todas las mujeres nos pasa alguna vez?... todas llevamos una “enojona” escondida!! Ojo!! Jajajaa.

Cómo nos cambia la vida

Curioseando un momento en la net, me dí cuenta de cuan botado tengo mi rincón.
Más de un año?...al parecer sí.
Haber dejado el hábito de escribir, me ha tenido más o menos 15 minutos tratando de abrir lo que era mi "Hijo" jajajajaja. No daba con el click de "escribir nueva entrada".
En fin.
Ha pasado mucha agua debajo del puente. Me encuentro en una ciudad super rápida... la que antes apodaba con repudio de "Fea y Hedionda", pero que hoy empiezo a nombrar tal cual su nombre, "Puerto Montt".
He dejado a un lado el tiempo de los libros de autoayuda: Coehlo, Osho...entre otros. Éso de visitar amigas como asistente social, de viajar... quizás esté un poco fome incluso jajajaja... y me encuentro con que mi familia y amigas (Ni que se hubieran puesto de acuerdo) salen con la frasecita: "Es que estás en otra". Cómo no... si de hace un buen tiempo que comparto mis días con "mi otro yo".
Fue loco coincidir con "él", en una ciudad que no me gustaba, que todo lo que para mí generaba...era sólo trabajo. Sin embargo, con el paso del tiempo, "él" ha hecho que incluso, se me quiten las ganas de volver a mi ciudad natal. 
Gracias por los momentos, tu cariño, simpleza y compañía a diario.



Y como dice Mario Benedetti...
"...ustedes cuando aman 
son de otra magnitud 
hay fotos chismes prensa 
y el amor es un boom... 
...nosotros cuando amamos 
es un amor común 
tan simple y tan sabroso 
como tener salud..."