Mi primera vez: El Karaoke


Durante ésta semana, recibí la visita de unas ex compañeras/amigas de trabajo.

Ellas vinieron a un curso de capacitación a mi ciudad… y dentro del itinerario, estaba llevarlas a conocer la bohemia valdiviana.

Mi cabeza se empezaba a complicar, porque somos de gustos diversos… pero por sugerencia de mis visitas optamos por ir a un lugar que cumpliera con las 3B: Bueno, bonito y barato, pero que además nos permitiera servirnos un rico cóctel, conversar, engordar el ojo y “cantar”. Esto último me generaba dudas, porque yo no canto, pero dije… “quizás ésta vez podría darme ésa licencia”.

Llegamos al lugar, no había NADIE en el interior, salvo la gente que trabajaba y nosotras. Sonaba “Ace of Base”… “Five”… “Erasure”… y otros grupos que unían generaciones de los 80’ y 90’s.Pedimos nuestros tragos y mis amigas ya empezaban a preocuparse porque estábamos solas… a lo que respondí amablemente: “Es que llegamos temprano, y los hombres sales más tarde de carrete” (Jajaja).


Empezó la cháchara… llegó más gente y los cócteles empezaban a dar calor… la música parecía sonar un poco más “fuerte” y de pronto aparece el joven de los “libros”… pasó mesa a mesa con un micrófono… hasta que llegó a nuestro lado, diciéndonos coquetamente: “Hola chicas! Anótense con un temita para cantar…”

Una de mis amigas dijo que no queríamos cantar, a lo que el chico respondió: “No se preocupen ni tengan vergüenza… todos terminan haciéndolo en algún momento”.

Tá mair’e que se me grabó su frase! (Jajaja).

Empezó el Karaoke y nosotras todavía no decidíamos qué tema cantar. De pronto dije: “Ya, uno de la “Shakira”. Viene el tipo con el micrófono… nos presenta y empezó el show.

El tema se suponía que lo contaríamos en dueto con una amiga, pero me dejó sola… notaba que mi voz no se escuchaba… y si se oía… no era con el mismo tono que el de la colombiana. Terminé mi turno… y el micrófono se fue para otra mesa. La otra gente no estaba motivada… y mis amigas gritaban… “Acá!... otra acá!”. Se nos acerca el tipo y oigo que le dicen: “Coloca cualquier tema! nosotras lo cantamos!”

¿Cualquier tema?... ¿Lo cantamos nosotras?... adivinen… de nuevo canté… y sola (Jajaja).

Después de eso, el micrófono sólo recorría dos mesas… la cosa es que me animé… y recordé que en otra vida, fui un “budlitzer”… sólo que yo tomaba un sorbito de mi Tequila Sunrise y agarraba más personalidad… como para seguir cantando, pero sin moverme de mi silla.

Canté una hora.

Nadie se prendió para cantar y yo tenía el micrófono ahí… así que bueno… aproveché no más. Desde Sandro, Los enanitos verdes, reggaeton y hasta Lucho Jara canté!! :D

El tipo de los “Libritos”, al rato ya preguntaba mi nombre… y decía: “Oigan la linda voz de Sara, en concierto”… (Jajajaja).

La experiencia fue divertida, había poca gente… le perdí el miedo al público… (Jajaja)… y bueno… es otra historia, que tendré para mis nietos.

Si vuelvo al lugar aquel?... no lo sé!

Jajajaa

Abril, Vacaciones "Mil"

Hace rato que no escribía.

Y como me gusta compartir “anécdotas”… aquí le vamos de nuevo.

Continuando con la entrada anterior… me quedé hasta el final de mi pega, asumiendo que me quedaría todo el mes de Abril en aquel mundo pequeño, pero no fue así… me dieron la PLR, antes de lo presupuestado. La razón del despido?: No había más pega, por lo tanto no se justificaba tener a una persona por otro mes. La razón real?: Un poco de envidia… y la viveza de mi ex jefa. (Pero no quiero pelarla ahora, la dejaré para otra entrada xD)


La cosa es que me tomé vacaciones.

No fui al Caribe.

No fui a comer a Italia, ni a rezar a la India… ni a enamorarme en Indonesia. (Ni que fuera Julia Roberts en “Comer, rezar, amar”)

Me fui a la capital’e… a ver a mis amistades… a engordar un poco el ojo, como acá en el sur’e no cae na’h de na’h… agarré mi mochilita y partí a imponer un poco de provincianismo a ésas tierras de cemento y mucho, mucho ruido.


De descanso, poco.

Comer, mucho.

Hablar… hasta por los codos xD


Lo pasé súper bien, a pesar de que me estresé al segundo día de haberme instalado… pero soporté un par de días más, todo sea por el sacrificio de compartir momentos con viejas amigas que tenía abandonadas.

Ahora viene el pelambre (Jajaja)


1.- Llegué a instalarme donde una ex compañera de colegio… con la cual retomé la amistad hace unos dos años. Ella llegó a la capital’e a buscar pega, pero lo primero que encontró… fue pololo. Así que andaba como “coneja”… y la dejé ser… me cambió por aquel hombre… compartimos poco… pero igual agradezco el que me haya ido a buscar al terminal… y bueno el alojamiento del primer día, que no es menor.


2.- Luego me cambié donde otra amiga, allí ya empecé a recorrer más la ciudad… y a ubicarme en qué lugar estaba. Conocí el patio Bellavista, no es gran cosa, pero había harto para mirar… y pasar un rato agradable.

Conocí un par de Outlets… probé unas donuts muy ricas… y tomé unos mates bacanes… mientras nos colocábamos al día con las copuchas (Obvio xD)…

Ahhh! Con ésta amiga también conocí la “Piojera”… un lugar bastante peculiar… me gustó harto… pero ése pipeño… es muy engañador! :S jajajaa.


3.- Mi tercera parada y definitiva durante mi estadía, fue en el deparmanento de una de mis amigas bloggeriles :D. Ella se pasó con la hospitalidad… (Debe ser porque es una representante de la “Magia del sur’e” ) y bueh, programamos una juntilla con otra amiga más que es… o bueno… fue activamente Blogger en su tiempo pero ya no jajaja…

Todo entretenido, mucha conversa y harto que comer.

Probé el helado de rosa… es un manjar!

Conocí la fuente alemana… los lomitos allí son los mejores!

Caminé harto por las callecitas de “Shago”… y arreglamos el mundo con mis amigas.

Ví a un par de actores, que a todo esto parecía la niña del exorcista… porque mi cabeza daba vueltas para todos lados.

((Yo creo, que hay que tener fuerza de voluntad para pololear en Santiago, porque hay gente hombres muy guapos allá jajaja.))


4.- Conocí a Don Alfredo, un jovencito que ya está hace dos años en stgo… también Blogger.

Con el compartí un par de almuerzos y reí mucho :D.


Todas las personas que visité, me sugerían que me quede a buscar pega allá, pero creo que no es mi lugar. Yo le sacaba todos los puntos negativos a la capital’e y me negué… así que me regresé a mi casa… porque quiero seguir acá en mi Valdilluvia, o al menos estar cerca.


Lo charcha de todo es regresar a la casa jajajaa… es que a mí poco me retienen… mi mamá feliz sí, porque me extrañaba mucho… y se había botado a la pena. Menos mal que ella, siempre me recibirá… porque a no ser que encuentre una pega estable… o un tipo con plata… saldré definitivamente de mi casa jajajaja.

En fin, llegué a desordenarle los días, al menos (Espero) por un periodo corto de tiempo, mientras encuentro pega, claro está.


De acá... seguiré transmitiendo!