Soneto XLV


... "No estés lejos de mí un solo día, porque cómo,

porque, no sé decirlo, es largo el día,

y te estaré esperando como en las estaciones

cuando en alguna parte se durmieron los trenes.

No te vayas por una hora porque entonces

en esa hora se juntan las gotas del desvelo

y tal vez todo el humo que anda buscando casa

venga a matar aún mi corazón perdido.

Ay que no se quebrante tu silueta en la arena,

ay que no vuelen tus párpados en la ausencia:

no te vayas por un minuto, bien amado,

porque en ese minuto te habrás ido tan lejos

que yo cruzaré toda la tierra preguntando

si volverás o si me dejarás muriendo"...



Pablo Neruda, 1959

4 Anotan por mí:

Renzo Portales dijo...

GENIAL.

Como dirían: Chau, un verso.

¤Jû€nðy dijo...

no te alejes mucho xq x ir a buscarte podemos cruzarnos

lizzy dijo...

Me gustó.. hace muucho que no pasaba por aquí, pero siempre es un placer regresar.
Saludos

bellota_b dijo...

bien!...mortuorio.
Mucha nostalgia para cuando uno ama.