Los hombres que han cambiado mis días...

Estoy trabajando de nuevo y no es novedad que mi rubro es de machos. La cosa es que ésta vez, soy la única mujer en obra (no hay ni siquiera alguna secretaria… nadie nadie, puros hombres). Por una parte es bueno, ya que los hombres son más trabajólicos y menos sacadores de vuelta que las mujeres (Entre maquillajes, idas al baño, el “cafeito”, las copuchas.. etc) Pero por otro lado, es una lata, porque no tengo con quien hacer comentarios de vieja verde, pelar a mis cumpas, hablar de cremas, el clima o alguna otra superficialidad que sea netamente femenina. Les presento a mis “Guerreros”:
1.- El dueño de la empresa: Éste personaje es un huaso, pero con plata. Recuerdo que cuando hablé con el por teléfono, me imaginé a un tipo flaco y pesado (Por el tono de voz), pero resulta que tiene la media ponchera parrillera y habla medio cuico, pero es huaso e’campo desde siempre.

2.- Mi jefe, el profesional “Residente”: Éste hombre pocazo habla y cuando lo hace es sólo para preguntarme cómo estamos con los cobros de fin de mes. De residente tiene la “P”, anda empotado con su polola, así que casi ni para en la pega. Se olvida de mis encargos: Ejemplo de esto es un calentador, el cual me tramitó 2 semanas y por mientras me decía: -Sara, pero mientras tanto para pasar el frio, toma harto café no más…-


3.- Los administrativos: Son dos machos que se agregan a mi lista. Con ellos trato lo justo y necesario. Nos peleamos un hervidor para tomar café, las hojas de oficio y las tintas de algunas impresoras.

4.- El “inspector” 1: Éste hombre hace visitas diarias a la obra. Debo decir que me deja atontada con su perfume (Jajaja). Exigente y detallista como él sólo. Se vuela a veces en algunas explicaciones e indicaciones que me da y con su acelerado “hablamiento”, pero me ha enseñado bastante de su metodología de trabajo. (Que es lo que me importa siempre, aprender)



5.- El “inspector” 2: A éste sí que no le entiendo cuando habla. Usa frenillos y con suerte modula. Me tinca que cree que soy sorda, porque mientras me habla, a cada rato le digo “Ahh?... cómo me dijo!?”. Pero bueno, el caballero éste (Igual es joven áh jajaja) visita la obra cada 15 días. Me intriga saber su sueldo, porque tiene un auto espectacular! (Y obvio, algún día quiero uno mejor que ése jajaja. Sólo bromeo)

6.- El “Coordinador Técnico”: Éste hombre sí que es estresado. Siempre me llama pidiéndome cosas para “ayer” y cuando visita la obra, siempre pasa a saludarme a mí primero jajajaja. (No me había dado cuenta de eso, pero otro colega me dió el dato)

7.- Los “Laboratoristas”: En la pega, me piden tomar ensayos de materiales, entonces casi todos los días, debo solicitar que tomen muestras de suelos y hormigones. Hay un personaje de ellos, que me hace reir. Es ése típico macho que no tiene vergüenza de suspirar frente tuyo, mirarte coquetamente y cantar al aire temas románticos. Picaflor y sonriente siempre, quizás de puro fresco no más. El otro día entro a mi oficina suspirando y cantando – “En la vida hay amores que nunca, pueden olvidarseee”- JAjAJAJA

8.- Jefes de terreno: Son 3 kunta kintes. A ellos tengo que chicotear, hasta el momento ningún drama, pero debo exigirles. Es bien sabido, que a un hombre no le gusta que lo mande una mujer y en éste rubro… “Mala cue’a”. Es lo que más me ha costado, dar una orden, que la entiendan y la cumplan. Pero los viejitos son porfiados, les entra por una oreja y les sale por la otra.
9.- Los “Maistros”: De ellos sí que podría estar escribiendo un año completo jaja (Pero no es la idea). Hay de todo, piropeadores, cantores, silbadores, talleros y groseros. Los más tiernos son los viejitos, ellos siempre me miran, sonríen e incluso acusan a los más jóvenes, que son flojos y sacadores de vuelta. Pero ahí están todos, con un ánimo que sorprende a pesar de las lluvias torrenciales y el barro que llega hasta las canillas.



Éste es mi clan, que mueve mis días y mantiene mi cabeza ocupada.
Leyendo bien el escrito, parezco vieja verde… pero no lo crea usted así, el trabajo es trabajo… aquí y en la quebrada del ají! (JaAAJAJaJAa)

6 Anotan por mí:

lolitas dijo...

QUERIDA, TANTO TIEMPO. SÍGUEME EN MI BLOG. ENCONTRARAS BUENAS HISTORIA, ESPERO QUE TE GUSTEN!!
SALUDOS

Roma dijo...

jajajajaja
te hechaba de menos!!
esto me recordó un poco a mis tiempos arquitectura jiji

que te vaya super bien

cariños =)

PD: en ciudad del mundo estás trabajando?

¤Jû€nðy dijo...

me encanta tu chamba! .. aunq en la mia lo q abunda tb son los hombres.. aveces son mas "caballos"

Faby dijo...

El numero 6... mmmmm... me huele a que "ese huevito quiere sal" jajaa

Saludos!

La misma... dijo...

así con el cordinador técnico jajajaj... no es malo mirarlo con otros ojos...salva? o en pega ta' prohibido :D

Ani dijo...

Los tení a todos analizados... eso es bueno...

Y quien es el patudo que te pasa a saludar primero? que otros se hayan dado cuenta... algo dice....