¡Mire hacia arriba!


-"No mire hacia abajo"-, recuerdo que me dijo Don Erwin.
Era el año 2008. Subíamos por unos andamios que bordeaban aquel edificio en construcción, en el cual trabajé. Íbamos hacia el piso nº8. El trazador y yo, inspeccionábamos los trabajos de un contratista.
A pesar de la advetencia, miré hacia abajo instintivamente, y me comenzaron a temblar las piernas al ver allá abajo la calle, a unos 50 metros de distancia. -"¡Mire hacia arriba!, siempre hacia arriba, así no se aturdirá-, volvió a decirme.
Han pasado casi 4 años desde que me dió ése consejo, y lo he recordado y utilizado en innumerables ocasiones. He comprobado que en las situaciones angustiosas, resulta siempre mejor mirar hacia arriba, que hacia abajo, y adelante más bien que atrás. Por ésta razón no estoy de acuerdo con las personas que se lamentan recordando los "buenos tiempos pasados", que en realidad no fueron tan hermosos como nos parecen ahora, vistos a través de la dulce bruma del tiempo. El mundo de hoy, es mucho mejor que el de ayer; y el de mañana podemos hacerlo mejor aún.
El otro día hablaba con la Señora Victoria (Viaje de Puerto Montt-Llanquihue) y me contaba que para ella, su larga vida (79 años) no tiene una fórmula precisa. Sin embargo me dijo que anotara: El don divino de la salud, el interesarse por las cosas, el trabajar, luchar, amarse y buscar conocimientos. Ésos eran los condimentos de su receta y son parte de su collar, que próximamente sumaría una perla nueva. (Cumpleaños nº 80)
Asi es que, mi apetito de vida y búsqueda de nuevos horizontes hacen que mis días sean siempre buenos.
Lo "No tan bueno" como decía un amigo, son detalles que dejo a un lado y saco en limpio lo positivo.

Y bueno, no olvide, que ante cualquier cosa...

¡Mire hacia arriba, siempre hacia arriba!


2 Anotan por mí:

Roma dijo...

inspirador :)
creo que debo aplicar mas seguida esa frase en mi vida

cariños!

PD: la semana pasada estuve en valdivia y me acorde de ti, es realmente precioso *.*

kika dijo...

Que simple.
Pero pasa siempre así con las más grandes verdades.

Saludos!