12-03-2012



"La alegría y las ganas de jugar de un perro, su amor incondicional y su disposición a celebrar la vida en cualquier momento suelen contrastar agudamente con el estado interno del dueño del perro: deprimido, ansioso, cargado de problemas, perdido en el pensamiento, ausente del único momento y lugar que existen: el Aquí y el Ahora. Uno se pregunta: viviendo con esa persona, ¿cómo consigue el perro mantenerse tan sano, tan alegre?"


(Eckhart Tolle)

5 Anotan por mí:

Roma dijo...

que liiindo *-*

por eso es bueno tener un perro (nunca he tenido mascota), son los seres que llenan de alegria y ternura un hogar :)

cariños!

La misma... dijo...

La fidelidad es intachable en un animal.A veces no se merece ser amaigo de el.

cariñuss sarukiana :P

eNSOf dijo...

Los perros son más sabios que los hombres... como dicen por ahi, mientras más conozco al hombre más amo a mi perro.
Un abrazo bloggero querida amiga!
besos

linda fotits

young_supersonic dijo...

CREO QUE ESTÁ EN SU NATURALEZA LA ALEGRÍA Y EL VER EL MUNDO GRIS DEL HOMBRE, COMO UN ETERNO JUEGO.

SALUDOS.

young_supersonic dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.